Empezó agosto, nuevo mes, nuevas expectativas, nuevas ganas, nueva inspiración y escribí algo:

¿Por qué hay días😀y días😣? Si bien a veces es bueno hacer un stop cuando estamos desanimados, tristes, fastidiosos o decepcionados y ver qué puntos son necesarios cambiar para continuar, no hay que extender mucho ese período de malestar e inacción.
Simplemente porque nos contagia, nos «hunde», nos arrastra y cada vez es más difícil salir. Es tentador estar mal. ¿No te diste cuenta? Es tentador estar mal porque es más fácil. Siempre es más fácil que tomar acción e intentar crear una realidad más cercana a nuestro ideal. Sí, así como querer estar bien: cuesta trabajo. 
Pero, ¿qué construímos así desde el ‘dark side’? Fácil es, pero vida se torna muy aburrida, porque total ‘no hay nada por hacer’, si ‘nada depende de nosotros’. Y cuando pensamos eso, estamos mal.

Mi consejo es que te permitas esos momentos de soledad, de reencuentro con vos mismo, de reflexión, de introspección, etc. Pero siempre siempre, intentá volver a la superficie. A veces, esa salida trae consigo una acción que no es fácil, como dejar de hablarle a alguien o finalmente ponerse las pilas para lograr algo o moverse de manera diferente.

Planeá y soñá, pero sobre todo, ¡tomá acción!

Espero que este mensaje te inspire, porque cada vez me doy más cuenta de que la inspiración es lo que mueve a este mundo. A mí también me inspira escribirlo.
⚡️⚡️⚡️

Write A Comment